Paginas de Interes

martes, 3 de agosto de 2010

La mafia no volverá a ser lo que era: Katekyo Hitman Reborn!

Antes de cualquier cosa, saludos a todos. O "ciaossu", como diría el simpático bebé cabezón que co-protagoniza esta serie. Mi nombre es Dargor y voy a traeros análisis totalmente imparciales acerca de animes y mangas (en su gran mayoría, shonen). Si a alguien le ofende algún comentario que pueda hacer, que me lo diga ;). Katekyo Hitman Reborn! (o KHR para abreviar) es un manga y anime del género Shonen. El planteamiento de la serie es de humor absurdo total. Tsunayoshi "Tsuna" Sawada es un chico normal y corriente, al que se le da fatal todo lo relacionado con su instituto, el Namimori. Su madre decide contratar un profesor particular para mejorar su rendimiento. No obstante, por azares del destino, el profesor particular resulta ser un pequeño bebé cabezón, trajeado y con un enorme chupete amarillo colgando del cuello. Su nombre es Reborn. Cuando Tsuna y Reborn están sólos, le confiesa que en realidad es un asesino, y que ha sido mandado aquí para convertir a Tsuna en el próximo capo de la Famiglia Vongola, la mayor Famiglia mafiosa del mundo. Tras esta confesión (y el obvio rechazo del chico ante esta idea), empiezan a darse una serie de historias autoconclusivas en las que se van presentando a sus amigos, compañeros de clase y otros asesinos de la mafia. Con un plantemiento puramente de humor, casi al estilo Shin Chan o Doraemon, con capitulos cortos, risas y gags, la serie acaba tornando en seria tras la aparición de Mukuro Rokudo y sus secuaces del instituto Kokuyou, que tratan de acabar con la vida de Tsuna y sus compañeros de clase (Ryohei, Gokudera, Yamamoto, Hibari...). Con esta saga, empiezan las peleas y la serie empieza a tornarse más shonen de peleas que de humor. Tras acabar esta saga y hasta la actualidad (unos 170 capitulos más) sigue siendo un shonen de acción de la buena. El humor de la serie es absurdo, para algunos (yo por ejemplo), muy divertido y "coñazo" para otros. Si no eres de humor, sáltate los 20 primeros capítulos de la serie, aunque no te enterarás de mucho... Eso sí, la acción de la serie, el desarrollo y personalidad de los personajes, sus estilos de combate, sus... todo están muy logrados. El dibujo de la serie es bastante bueno (y muchísimo mejor en el manga, donde se nota un cambio brutal entre los tomos 7 y 8, que corresponden al principio de la Saga del Kokuyou y entre los tomos 15 y 16, que corresponden al cambio entre la saga de los Varia y la Saga de los Millefiore). En términos de animación me parece una serie bastante conseguida en momentos dados, mientras que alguna que otra vez deja algo que desear (creo que he visto la misma escena de I-Pin y Lambo corriendo tres o cuatro veces...).

Argumento: 8. No es terriblemente complejo, pero se plantean muchas dudas y se presenta un mundo enorme. Además los atributos del Cielo (Cielo, Sol, Relámpago, Tormenta, Lluvia, Niebla, Nube) me parece muy original.

Personajes: 9. Todos, prácticamente todos (bueno, Lambo no...) tienen una carga emocional más que considerable, todos tienen su porqué de ser como son. El diseño de la gran mayoría es sublime y son fácilmente reconocibles unos de otros.

Dibujo: 7/9. Un siete para el anime, que francamente tiene un dibujo un tanto infantil para mi gusto y un bonito nueve para el manga: uno de los dibujos más elaborados y detallados que he visto en los últimos tiempos (equiparable a D.Gray-Man o el episodio G de Saint Seiya).

Doblaje: 8. Las voces escogidas para los personajes me parecen elecciones más que correctas y cuentan con un elenco de voces más o menos famosas (japonesas, por supuesto).

Nota global: 8.
Un anime menospreciado por la gente por el aparente dibujo infantil de los Arcobalenos (AKA Bebés Cabezones) y por los primeros capítulos que poco a poco parece que va cogiendo más fuerza, al menos en nuestro país... en nuestros Salones del Manga, vamos.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario